Etiquetas

, ,

camino

Hoy en la mañana hemos salido a caminar un rato. Hemos visto un pequeño colibrí, un par de chachalacas azules y un pájaro reloj.

La sorpresa de la caminata ha sido un conejito bebé que ha salido de pronto en medio del camino y que lo hemos perseguido por algunos minutos pero no lo pudimos alcanzar. Seguramente le hemos pegado un gran susto.

Firulais ni se percató de su existencia.

Y así después de una hora mi pequeña y yo hemos pasado un buen rato.

Mas yó que ella, ya que realmente necesitaba caminar.

PD. He andado un poco flojo con el blog 😦