Etiquetas

,

Siempre he creído en los ángeles. Es algo que no puedo explicar, siento que están ahí, en los pasos que doy, en cada día que  pasa, al lado de mí, en el cielo, mi vida o mi ser.

Desaparecen  a veces y regresan cuando menos lo espero. Les debo la vida.

Viven y fluyen en el aire, en la noche, el viento o la soledad. Seres mágicos que con sus sonrisas reparten pequeños puñados de sueños. Protegen a los pequeños seres que amo y que con su mano en el hombro hacen más llevadera la soledad.

Nunca había visto uno tan cerca y desde entonces una avalancha de cosas se me ha venido encima.

Gracias pequeño ángel frágil de ojos color aceituna. Gracias por cambiar mi vida, por salvarme, por traerme de vuelta. Gracias por esa sonrisa cuando más  la necesitaba.

Gracias de corazón.

Anuncios