He regresado a casa.

Esta vez podré bajar del auto y sentarme en la banqueta sin pensar en regresar.

Es tal cual recuerdo. Lleno de árboles y de banquetas llenas de sombra. Por las tardes sopla un viento fresco mientras la leve luz del sol se oculta.

Hoy he salido a caminar descalzo. He podido caminar varias cuadras así y hemos lanzado piedras a los árboles. La temperatura es agradable. Mientras camino pienso «esto es lo que quiero, no pienso renunciar»

Este será mi nuevo hogar.